El Gobierno liberará exportación de medio millón de toneladas de trigo

El ministro de Economía, Axel Kicillof, anunció la liberación gradual de las exportaciones de una vez que se haya cubierto el consumo del mercado interno. El sector expresó su satisfacción con la medida.

El ministro de Economía, Axel Kicillof, aseguró que “la voluntad del Gobierno es que todo el exceso sobre el mercado interno vaya a la exportación” y dijo que el año pasado la Bolsa de Buenos Aires “se equivocó o le mintió al Estado”.

“La se estimaba en mayo en 12 millones y medio de toneladas y terminanos en octubre de 2013 en una real de 8,2 millones de toneladas”, dijo el ministro. En ese sentido, dijo que “cuando uno libera las exportaciones por un excendente que no existe, se generan problemas como hubo el año pasado con el trigo, lo que termina redundando en un aumento de ”.

En una conferencia de prensa, el titular del Palacio de Hacienda anunció que se realizará una liberación gradual de las exportaciones de trigo, comenzando por medio millón de toneladas que podrá llegar hasta el millón y medio. “Vamos a liberar exportaciones por 1.500.000 de toneladas en este año pero vamos a hacerlo de manera gradual y secuencial. Estamos autorizando en este momento medio millón de toneladas con un diálogo con el sector que nos va a permitir ir incrementando a medida que vaya evolucionando el movimiento”, manifestó.

“Vamos a liberar exportaciones por 1.500.000 de toneladas en este año pero vamos a hacerlo de manera gradual”

Y remarcó: “El sector se ha manifestado conforme con esta decisión y ya estamos trabajando para el primer medio millón de toneladas con un esquema prudencial”.

Por último, Kicillof apuntó, sin nombrarlo, al diputado opositor Sergio Massa, quien desde las páginas de Clarín habló sobre el sector. “Basta leer los diarios de hoy para decir quienes dicen la verdad y quienes mienten”, sostuvo el ministro.

“Si fuera mejor la cosecha, todo el excedente del consumo interno va a ser destinado a exportaciones, siempre y cuando no haya movimientos especulativos contra la mesa de los argentinos”.