COMUNICADO I En no hay libertad de expresión. La libertad de empresa, disfrazada de medios de comunicación al servicio del poder político.

Durante la semana se dió un hecho político interesante, y parte de esta, las repercusiones, ya están resonando por todos lados, y donde la puja de poder es impresionante. Se cambió, por decisión política del Gobierno Nacional, la figura del delegado regional del Noa, de La Subsecretaría de La Agricultura Familiar que depende de La Nación, que ocupaba ese cargo el Ing. Héctor Lipshitz (Nuevo Encuentro), ahora asumirá el diputado Raúl Lorenzo (movimiento Evita).

Muchas de las organizaciones que mayor representación tienen del sector, hemos recibido con expectativas positivas esta decisión, excepto el foro de la agricultura familiar que no esta de acuerdo con este cambio estructural, y como siempre el poder político provincial de turno de manera sigilosa no deja de operar “por debajo del poncho” manipulando a la prensa local como Nuevo Diario y El Liberal para ocultar la realidad y seguir intentando dividir al sector campesino, impregnándose del doble discurso.

El planteo de no estar de acuerdo, con los modos de trabajo en terreno que hacia la Subsecretaria, con la mayoría de sus técnicos, ya en otros espacios intentamos discutir y a ese debate el foro y sus dirigentes nunca lo quisieron dar, y uno de los puntos era la descentralización de los recursos a todo el sector y no que se trabaje con algunas organizaciones que tenían afinidad, no les gustaba la discusión mucho menos la distribución. En la primera llegada de Emilio Pérsico ya se puso de manifiesto todas estas actitudes y muchas de patoterismo, sin querer consensuar con el resto de las organizaciones.

Creemos que todas estas actitudes llenó el vaso, y trajo como consecuencia el cambio de figura que para muchos significa un aire fresco. Esto también, trajo polémica porque para el sector minoritario hay prensa libre, y para el resto del cúmulo de organizaciones solo negativas, y varias formas de decir no. Esta unificación de lucha del sector, el poder político lo esta viendo con preocupación y la mejor manera de querer desanimar es a través del control de los medios que están al servilismo de ellos. La semana pasada una veintena de organizaciones y entre ellas El MOCASE, MOCASE V.C y La Mesa de Tierras de la Provincia, manifestamos en un comunicado: “Muchas familias campesinas e indígenas sufrimos durante bastante tiempo exclusión y discriminación de la gestión saliente de la Delegación local, en el acceso a los recursos y servicios de las políticas publicas del estado nacional que es el específico para nuestro sector, el cual consideramos debe ser representativo de nuestros objetivos y demandas territoriales”.

El Viernes 10 se recurrió a los dos diarios, con la idea de publicar el comunicado de la mayoría de las organizaciones que se reunieron en asamblea en casa diocesana el jueves 11, en forma de solicitada para que la opinión publica tenga las otras voces, los recepcionistas de ambos medios hacían extrañas preguntas como ser: ¿Ustedes están con el gobierno? Y algunas otras. En Nuevo Diario tiraron un precio de $ 3.812 pero que consultarían con José María Cantos y “mañana te llamamos para darte la respuesta”; después se pasó por El Liberal, antes de tirar precio se hizo la misma pregunta de manera sistemática, luego dijo que rondaría los $ 5000 y ahí nomás cuestionó que; “seria imposible que puedan pagar”, subestimando y percibiendo de que lado estaban esos compañeros. Hoy sábado, primero llamaron de Nuevo Diario diciendo que cuesta $ 3.812 y que Cantos, el director, había dado el OK, se fue y se pagó esa suma, luego en El Liberal tiraron una cifra exorbitante, $15.000, realmente imposible pagar, y más tarde llamaron de Nuevo Diario diciendo que se equivocaron con el precio que no era 3.812 sino $ 35. 400, encima los cretinos e inescrupulosos pedían disculpas, (era una forma de decir no). “Vengan a buscar la boleta y el dinero” dijo una secretaria de la “Empresa” que viola la principal norma de la libertad de expresión tanto de la actual ley de comunicación como de la misma Constitución, y gracias a estas actitudes nefastas de los pseudos medios “de comunicación” queda en evidencia la mano negra y siniestra del poder político, que bien se sabe quien los maneja.

En estos días cuando surgió el conflicto, en estos multimedios, los dirigentes cuestionados de La Subsecretaria vienen teniendo en diferentes espacios la posibilidad de expresarse e incluso usando a campesinos como carne de cañón, con la suspicacia de que representan al Foro de La Agricultura Familiar. Esto nos llama poderosamente la atención, ya que muchas veces por conflictos graves de tierra, nunca nos abrieron las puertas. Así actúa el poder político, así se prestan los medios de libertad de empresa. Repudiamos ambas actitudes, y desafiamos a la sociedad santiagueña para que sigamos creando medios, para que todos podamos expresarnos como manda la ley, por eso vivimos en democracia, no se olviden…