Ley de Medios: “No hay una norma con más legitimidad”

A una semana de que la Corte Suprema declarara la constitucionalidad, los abogados Miguel Rodríguez Villafañe y Pablo Llonto, quien también es , dialogaron con medios no lucrativos y ratificaron el proceso social y político previo, la sanción en el Congreso y el último fallo judicial como una garantía de la libertad de expresión.

(Ansol).- “Tenemos que alegrarnos porque no ha habido una norma con mas legitimidad. Primero se consultó a toda la sociedad en audiencias públicas; después el Congreso, elegido legítimamente en etapa democrática, la sancionó; un poder ejecutivo la promulgó; y una Corte Suprema la convalidó en su constitucionalidad”, detalló Rodríguez Villafañe.

El abogado constitucionalista, quien representó a la Confederación Cooperativa de la República (Cooperar) como Amicus Curiae por parte del Estado durante la audiencia ante la Corte Suprema de Justicia, el 28 de agosto, se refirió a la conducta del Grupo Clarín en diálogo con la de la Universidad Nacional de Cuyo (FM 96.5).

“Presentó un amparo para que la Ley no sea tratada en el Congreso, es decir, que mientras ellos dicen que afecta la libertad de expresión estaban dispuestos a que se mantuviera la ley anterior, y yo quisiera recordar que esa norma, a la cual ellos hacen apología y es la del período militar, estaba basada en la lógica de la seguridad nacional en base a la cual se torturó, se mató y se hizo desaparecer gente”, explicitó Rodríguez Villafañe a la emisora mendocina.

El periodista y abogado Pablo Llonto, entrevistado por el programa Feos, Sucios y Malas de Radio Gráfica (FM 89.3), también se refirió denuncias de ataque a la libertad de expresión de algunos comunicadores: “Magdalena (Ruiz Guiñazú) ha sido complaciente de la y Joaquín (Morales Solá) fue un protegido de Bussi”, remarcó al tiempo en que dijo que no representan ni a ni a periodistas.

Tras el fallo de la Corte, el Grupo Clarín anunció que va a desmembrarse en seis unidades productivas y presentó su plan de adecuación a la norma ante la Autoridad Federal de Servicios de Comunicación Audiovisual () y la Justicia. Según el grupo, Clarín lo decidió “ante el avance ilegal y de facto que emprendió el gobierno en los últimos días para quitarle compulsivamente sus medios audiovisuales”.

“Hay conductas que hieren la conciencia moral democrática, por ejemplo, tratar de delincuente al titular del Afsca porque está haciendo cumplir la norma o plantearlo en términos de que la Corte merece juicio político por el fallo, es penoso”, afirmó Rodríguez Villafañe.