Inspectores de la fueron atacados a balazos en la madrugada del sábado 30. El hecho ocurrió minutos después de que las víctimas partieran de Villa Elisa hacia Colón, donde se hospedaban, luego de realizar controles en restaurantes, pubs y boliches. Según la pericia policial, el vehículo en el que se desplazaban los empleados de la recibió 23 disparos de arma de fuego.

Uno de los principales datos que surgieron de la investigación preliminar es que los inspectores salvaron su vida de milagro gracias a que las balas que traspasaron la chapa del vehículo impactaron en las valijas que contenían voluminosa papelería de trabajo.

De acuerdo a versiones difundidas por la prensa local, el presunto autor del ataque sería un y contratista rural de Villa Elisa, quien se “habría disgustado porque los inspectores fiscalizaban a sus amigos, dueños de restaurantes del lugar, temiendo además que le efectuaran una inspección a él”.

El diario UNO de informó que el productor agropecuario Sebastián Fagundes estuvo detenido y fue indagado por el hecho, pero rápidamente recuperó la libertad por orden del fiscal Sebastián Blanc, que lleva la causa.

El representante del Ministerio Público aseguró en declaraciones al canal C5N que aún no pudieron identificar al supuesto agresor. Dijo además que en función de “la primera evidencia” la calificación que corresponde al hecho es “abuso de arma de fuego” e “intimidación”. “Podrían haber tirado a los vidrios o a las gomas y hacer un desastre”, reflexionó.

El letrado confirmó que en las últimas horas realizaron un allanamiento en un domicilio de Fagundes e incautaron una camioneta marca Duster, de similares características a la señalada por las víctimas. Allí, la encontró varias de portación legal, que serán peritadas para saber si fueron las que se utilizaron durante el ataque.

Registros de cámaras de seguridad de Villa Elisa muestran cómo una camioneta blanca sale a la ruta segundos después que el auto de los inspectores de la AFIP, por lo que se cree que el vehículo retenido sería el utilizado por el agresor.

Tras el ataque, el titular de la AFIP, Ricardo Echegaray, requirió datos a su par entrerriano para monitorear de cerca la situación y dispuso que el organismo se convierta en querellante en la causa.