“Hubo un proceso de extorsión hacia quienes toman decisiones” sentenció Capitanich

El jefe de Gabinete, Jorge Capitanich, se refirió a los conflictos de las policías provinciales y pidió que las negociaciones salariales se desarrollen en forma “racional y con prudencia”.

“Ha habido un proceso de extorsión hacia quienes tienen que tomar decisiones, con una modalidad de negociación que puede distorsionar la política salarial del sector público”, dijo Capitanich en una rueda de prensa en Casa de Gobierno.

En ese marco, indicó que “es importante que todas las negociaciones salariales sean con la prudencia de entender que la política económica debe priorizar el crecimiento de la actividad económica y el equilibrio fiscal” y llamó a que se desarrollen en forma “racional, siendo prudentes y sensatos”.

Por otra parte, dijo que en La Pampa “existen protestas por parte de personal subalterno” de la provincial y que las autoridades locales se encuentran abocadas a la búsqueda de una solución al conflicto.

“El informe reciente del gobernador de La Pampa (Oscar Mario Jorge) es que existen protestas por parte de personal subalterno”, sostuvo Capitanich y agregó que se trata de “una cuestión de competencia provincial”.

El funcionario aseguró que el Estado Nacional tiene “recursos limitados” en las fuerzas de seguridad nacional, no obstante lo cual realiza “un enorme esfuerzo para acudir en cooperación con las provincias que lo requieran” en el marco de los conflictos suscitados en las policías provinciales.

“Tenemos recursos limitados; los agentes de las fuerzas de seguridad nacional constituyen un número de agentes limitado”, aseveró el jefe de ministros, quien sostuvo que “en la República existen 205 mil agentes de seguridad en las 24 jurisdicciones”, con lo cual “la participación relativa de los agentes nacionales es inferior a ellas”.

En este contexto, Capitanich insistió en resaltar que el tema de la seguridad pública es “un poder no delegado” por las provincias y en reafirmar que “lo que puede hacer el Estado Nacional es establecer mecanismos de cooperación por petición de los gobiernos provinciales”.

Afirmó que se necesita “un debate profundo” con relación a una reforma policial y aseveró que “no podemos estar a expensas de grupos que se apropian de bienes ajenos o generan procesos de extorsión por reivindicaciones salariales”.
Desde Casa de Gobierno, el jefe de Gabinete reiteró al referirse a los saqueos que “se debe caer con todo el rigor de la ley no sólo con los autores materiales sino también con los intelectuales”.