“Hubo instigación política”, denunció Urribarri tras saqueos en Concordia

(Telam).- El gobernador de Entre Ríos, Sergio , confirmó hoy que una persona murió durante los saqueos registrados anoche en en momentos en que un sector de la provincial realizaba un reclamo salarial en esa ciudad, al tiempo que destacó que ahora “la calma ha vuelto”.

Urribarri, expresó su convicción de que existe “instigación política” detrás de los conflictos en fuerzas policiales que derivan luego en hechos de saqueo y vandalismo y sostuvo que, en el caso de Concordia, se trató de un “puñado de 50 suboficiales, la mayoría con malísimos antecedentes”.

“No le quepa la menor duda que hubo instigación política”, aseveró el mandatario entrerriano, quien comparó lo sucedido anoche en Concordia con lo sucedido en Mar del Plata y sostuvo que esas situaciones no tienen “justificativo” porque “no hay una situación social que explique ese mecanismo”.

En declaraciones formuladas esta mañana a distintos medios periodísticos, Urribarri aseguró que, el conflicto protagonizado en la ciudad de Concordia por “un puñado de unos 50 suboficiales” de la Policía provincial “la mayoría con malísimos antecedentes”, se configura como una acción de “sedición”, que constituye “un delito contra el sistema democrático”.

Por otro lado, sostuvo que la persona fallecida en el marco de los saqueos producidos en Concordia durante el conflicto protagonizado por un grupo de policías se trató de “un joven que estaba robando un artículo eléctrico y quedó electrocutado”, según le informaron -dijo- desde el hospital.

Además, tras detallar que “el problema se suscitó en la ciudad de Concordia entre las 20 y las 21”, el gobernador entrerriano remarcó que “la calma ha vuelto” a la ciudad de Concordia.

Por otro lado, detalló que durante la noche y la madrugada estuvo en contacto permanente con el secretario de Seguridad de la Nación, Sergio Berni, y con el jefe de Gabinete, Jorge Capitanich, quienes siguieron de cerca la evolución de la situación suscitada en Concordia.

“Eran unas 50 personas de la seccional de Concordia en su mayoría con malos antecedentes y con ellos no negociamos”, subrayó Urribarri, quien insistió con que la acción protagonizada por esos suboficiales se encuadra en la figura de “sedición” prevista en el Código Penal.

En este sentido, sostuvo que, luego de que “volviera la calma” a la ciudad de Concordia, se ocuparon de recolectar “todas las pruebas” para poder llevar lo sucedido a la Justicia y que se abra una investigación para determinar las responsabilidades.

“Ya tenemos información de videos y fotos para llevar a la Justicia a algunos de los saqueadores pero también pretendemos lograr los nombres de los instigadores”, sostuvo el gobernador entrerriano en las declaraciones que formuló esta mañana.

En tanto, al referirse a quienes protagonizaron el conflicto en la Policía entrerriana de Concordia, Urribarri sostuvo que el comportamiento de sedición “es muy grave, demasiado grave como para negociar con ellos”.