La jueza María Cristina Calveyra, de Concepción del Uruguay, Entre Ríos, fue golpeada y atacada a huevazos en la plaza central de esa ciudad, informaron fuentes policiales.

El episodio ocurrió el sábado a la noche cuando un grupo de vecinos realizaba una protesta en la plaza a raíz del asesinato del operador Diego Wetzel (25), cometido ese mismo día, cuando bajó de un remis en la esquina del bulevar 12 de Octubre y la calle 12 del Oeste, en la zona noroeste de Concepción del Uruguay.

Por motivos que se investigan, el joven fue interceptado por un grupo de personas con las que forcejeó, una de las cuales le disparó en el pecho y lo mató en el acto.

El crimen de Wetzel provocó una ola de protestas que culminaron el sábado a la noche cuando los manifestantes encontraron en la plaza central a la jueza María Cristina Calveyra, vocal de la Cámara Penal de Concepción del Uruguay, a quien atacaron a huevazos y le dieron un golpe que la hizo caer al suelo.

Las fuentes dijeron que los manifestantes encontraron a la magistrada paseando por la Plaza Ramírez junto a otra mujer y, tras un breve cruce de palabras, un grupo de personas comenzó a arrojarle huevos en la cabeza y luego la rodeó y la golpeó hasta que cayó al suelo.

En medio de una fuerte crisis de nervios, Calveyra fue auxiliada por efectivos de la policía provincial, que lograron rescatarla y trasladarla hasta la Jefatura Departamental, donde fue asistida.

Momentos antes de agredir a la jueza, los manifestantes habían tomado contacto con el jefe departamental local, Gustavo Shierloh, quien escuchó los reclamos de justicia de los familiares del joven asesinados y de un grupo de remiseros.

La multitud se trasladó entonces hasta la sede de la Policía Federal, donde renovó sus críticas hacia el accionar de esa dependencia, de la Gendarmería Nacional y de la Prefectura.

Finalmente, los manifestantes se dirigieron hasta el domicilio de la jueza Calveyra pero antes de llegar la encontraron en la plaza y la atacaron.

En tanto, fuentes vinculadas con la investigación del crimen de Wetzel dijeron que el asesinato se habría cometido en el marco de un supuesto ajuste de cuentas por temas vinculados con la venta de estupefacientes y que por el hecho hay tres detenidos.

Los apresados son mayores de edad y tienen varias causas judiciales por robos reiterados, adulteración, tentativas de robo, resistencia a la autoridad y lesiones contra el personal policial.

Los voceros dijeron también que uno de los detenidos está involucrado en una causa que investiga un homicidio anterior.

Los tres apresados fueron localizados al cabo de una serie de procedimientos supervisados por el juez de Garantías Mariano Martínez, con intervención directa del fiscal en turno, Carlos Martínez Uncal.

Fuente: Télam