: “Estamos en condiciones de mantener o aumentar la representación parlamentaria”

La presidenta Cristina Fernández de Kirchner aseguró que en estas se logró “democratizar la participación”. El Frente Para la Victoria se consolida como primera fuerza del país.

“Por esa razón tenemos una mayor responsabilidad, porque somos la primera fuerza y somos gobierno”, aseguró la presidenta Cristina Fernández de Kirchner.

Cristina lo expresó al hablar desde el comando electoral nacional del Frente para la Victoria (FPV) en el hotel Intercontinental, donde brindó un discurso tras confirmarse que el FPV sigue consolidado como la primera fuerza al obtener hasta el momento el 25,09 de los votos.

Por eso, señaló la Presidenta, “tenemos un gran desafío, dado que estamos presentes en los 23 distritos de Argentina y, si bien esta es una elección preliminar, estaríamos en condiciones de mantener y aumentar la representación parlamentaria, tanto en Senado como en Diputados”.

“Esa mayoría que nos permitió tantas conquistas”, subrayó Cristina, quien enseguida felicitó a los candidatos porteños Daniel Filmus y Juan Cabandié, que con el segundo lugar obtenido “han hecho una excelente elección en un distrito históricamente difícil para nuestro movimiento político”, que además “los posiciona muy bien de cara las 27 de octubre”.

Cristina estuvo acompañada en el escenario por el vicepresidente Amado Boudou, el gobernador bonaerense Daniel Scioli, el jefe de Gabinete Juan Manuel Abal Medina, el ministro de Interior, Florencio Randazzo, y el titular de Diputados Julián Domínguez.

Junto a ellos, además de Filmus, se encontraban los candidatos en la Provincia, Martín Insaurralde y Juliana Di Tullio, a quienes también la mandataria felicitó por el resultado obtenido.

Al referirse al performance de Insaurralde, quien cosechó 28,62 de los votos contra el 34,26 de Sergio Massa, escrutadas el 52 por ciento de las mesas, Cristina señaló: “quiero agradecer a un compañero que hasta hace un mes y medio era apenas conocido y su esfuerzo, con apenas el 20 por ciento del electorado conociéndolo, logró una excelente pre-elección”.

En otro tramo, la mandataria recordó la derrota de en el 2009 frente a Francisco De Narváez, y sostuvo que tanto en ese momento, como en la actualidad,[pullquote] “mi gran responsabilidad es darle gobernabilidad a la Argentina en un mundo complejo”.[/pullquote]

A la vez, dijo: “No esperen que en estos dos meses y medio vaya a prometer cosas que no voy a hacer porque me siento muy responsable. Si tengo algún orgullo es mirar a los ojos de los argentinos y decirles que hemos hecho cosas que jamás dijimos que íbamos a haber en una campaña electoral”.

Cristina se dirigió a los partidos de origen “popular y democrático que creen que llevan a su molino haciendo un ataque a la política, se equivocan”.

En el cierre de su discurso, la mandataria resaltó que el Frente para la Victoria “sigue protagonizando una transformación muy profunda en la Argentina”, lo que obliga al gobierno a “redoblar esfuerzos y la militancia en estos dos meses y medio” de cara a los comicios del 27 de octubre.