Lo que pareció el viernes último un boom en la cotización de las acciones de Facebook en Wall Street, se ha transformado hoy en una debacle: los papeles de la red se desploman un 12%.

Media hora después del arranque de la sesión en el mercado Nasdaq, los títulos de la red social que dirige Mark Zuckerberg caían un 12,27 % o 4,69 dólares, con lo que se negociaban a 33,54 dólares.

Así, el valor en bolsa de la empresa -que ingresó a la Bolsa de Nueva York cotizando 38 dólares la acción- caía por debajo de los 100.000 millones de dólares. Con esa caída, los títulos de Facebook se intercambiaban incluso por debajo del último rango de precio calculado por la firma antes de salir a bolsa, de entre 34 y 38 dólares.

En medio de una expectativa desconocida en Wall Street en años, los títulos de la empresa se comenzaron a intercambiar el viernes último por 42 dólares, una subida del 11 %, pero minutos después se fue frenando hasta prácticamente no registrar cambios, en lo que tuvieron que ver en parte unos errores técnicos en el mercado Nasdaq.

Finalmente, Facebook terminó el día con una mínima subida del 0,6 %, de forma que sus títulos cerraron levemente por encima de su precio de salida, en 38,23 dólares, en un día en el que se cambiaron más de 500 millones de sus acciones.

En cualquier caso, el estreno de la red social supuso el mayor en Wall Street de una tecnológica, muy por encima de Google, que en 2004 recaudó 1.900 millones de dólares, y el tercero mayor de la historia de cualquier empresa de EE.UU., solo por detrás de General Motors, que ingresó 18.140 millones, y Visa, que se metió en el bolsillo 19.650 millones.

“Ahora mismo todo esto parece muy importante. Salir a bolsa es un hito en nuestra historia, pero nuestra misión no es ser una empresa cotizada, nuestra misión es hacer el mundo más abierto y conectado”, dijo Zuckerberg el día del estreno.