La presidenta Fernández de Kirchner afirmó que “el mejor lugar para la es la política” y remarcó que los jóvenes son “lo mejor que le pudo pasar a este modelo nacional y popular”. La mandataria se refirió así a un editorial publicado por el diario Clarín sobre la organización juvenil La Cámpora y a otro artículo del matutino La Nación que versa sobre el secretario de Política Económica, Axel Kicillof, en términos que, según sostuvo la jefa de Estado, rezuman un “tufillo antisemita y nazi”. “No se preocupen por las cosas que dicen los que justificaron las torturas, las desapariciones, los que se quedaron con las empresas. Se tienen que preocupar si los alaban, si los ignoran”, recomendó la presidenta.

“Cuando la derecha te dice que sos marxista y la presunta izquierda revolucionaria te dice que sos de derecha, es que sos un peronista consumado”, dijo la Presidenta y señaló en referencia a La Nación que el secretario de Política Económica, Axel Kicillof, es calificado como “marxista” y “bisnieto de un rabino de Odessa”.

“Sentí un tufillo antisemita”, afirmó la Presidenta.

“Yo no les pregunto a mis funcionarios cómo piensan, sino qué piensan del país. Les pido capacidad, contracción al trabajo y honestidad”, agregó.

La Presidenta hizo referencia a estas notas editoriales, publicacadas este lunes, durante el acto donde se presentó el programa de Igualdad Cultural en el Museo del Bicetenario de Casa de Gobierno.

Cuando se refirió al editorial de Clarín donde se dice que a los jóvenes militantes “los identifica el gen de sus padres” montoneros, dijo que “esto me sonó a Menguele, muy nazi”.

“La verdad, en otra época darían miedo, ahora dan pena”, afirmó la Presidenta.

También indicó que conceptos como “adoctrinan a jóvenes incautos y los intoxican con una falsa épica”, recuerdan “a lo que dijo Videla en el sentido “separar a los bebés para que no fueran criados por sus padres. Ellos deben saber bastante de eso”.

Cristina recordó que en las notas se dice que los jóvenes “no se sabe a quién desafían” y añadió: “Se equivocan, desafían a los que han destruido a este país, a los que quieren monopolizar el uso de la palabra, a la concentración económica, a la miseria, a la desigualdad”.

“Les digo a todos los chicos que no se preocupen por las cosas que dicen los que justificaron las torturas, las desapariciones, los que se quedaron con las empresas. Se tienen que preocupar si los alaban, si los ignoran. Ustedes son una de las cosas más maravillosas que le han pasado a este proyecto nacional y popular”, destacó.

Por último, dijo que “la juventud no es una cuestión de edad, hay jóvenes que son viejos y viejos que son jóvenes. Néstor tenía 60 y era más joven que cuando lo conocí”.

Fuente: Redacción Rosario