El gobernador Sergio Urribarri encabezó el acto en el que el presidente del Concejo Deliberante de María Grande, Miguel Ángel Sacks, lanzó su candidatura a intendente de esa localidad. En ese marco, el mandatario entrerriano destacó la necesidad de darle impulso al desarrollo industrial de esa ciudad de Paraná Campaña. “No es una utopía”, afirmó el gobernador.

Al hacer uso de la palabra, Sergio Urribarri expresó que “María Grande necesita un impulso industrial para que se pueda generar desde aquí”. En ese sentido, el mandatario dijo que “no es imposible” ya que ciudades linderas han logrado construir sus propios parques industriales.

Frente a una importante concurrencia reunida en el club Litoral y acompañado por intendentes y presidentes de juntas de gobierno de Paraná Campaña, Urribarri manifestó su alegría por los datos recibidos. Recordó a su vez, que “siempre trabajamos con todos, aún en los momentos más complicados. Nunca perdimos la compostura y siempre mantuvimos el diálogo.

También dijo que si bien “pasaron cosas con un dirigente de este pueblo, nunca dije ni diré nada. El tiempo nos dará la razón”. En ese marco, manifestó que “nunca me fije si las personas eran peronistas o radicales. Gestiono y me dejo ayudar por todos y por eso, “la Presidenta y yo vamos a ganar por una diferencia abismal en las próximas elecciones”.

Señaló además que María Grande “necesita un impulso y nosotros vamos a darle protagonismo. Con Miguel compartimos este y muchos sueños mas”.Señaló también que seguramente en las próximas elecciones, “muchos por primera vez en su vida van a votar un gobierno que mas que hablar hace. Somos hacedores natos”, subrayó y agregó “estamos llegando a todos los pueblos con obras”.

Habló luego del proyecto para unir las rutas 10 y 32, para descongestionar el tránsito pesado. “Le vamos a buscar la vuelta”, indicó.

Finalmente, confirmó que este jueves firmará el decreto para designar a la mariagrandense Alicia Rausch frente a la Subsecretaría de Desarrollo Humano y Social. “Cada uno tiene su bastón de mariscal”, dijo citando un dirigente peronista, “vamos a seguir trabajando de esta manera. Les aseguro que vale la pena”, finalizó el gobernador.

Miguel Sacks, por su parte recordó que en algún momento pareció que María Grande “le daba la espalda al gobierno provincial”. Afirmó a continuación que “es imposible no apoyar el mejor gobierno que hemos tenido en la historia de Entre Ríos y en también en Argentina”.

Asumió con los vecinos el compromiso de trabajar para cumplir su sueño de una María Grande “que se desarrolla y crece. Debemos dejarnos de divisiones tontas y pensar en la gente que nos brinda su confianza”, recalcó.

Por último, aseguró haber recibido un sinnúmero de adhesiones de muchos vecinos, “aún de personas que nos son peronistas”, dijo. Llamó luego a sus adversarios políticos circunstanciales a trabajar en “una campaña limpia, con respeto y responsabilidad. Sin presiones ni extorsiones” y aseguró que quería una Entre Ríos y una María Grande entre todos y para todos.