El concejal Gabriel Molina (PJ-Néstor Kirchner) se manifestó respecto al informe que
elaboró la empresa brasilera Logitrans sobre el tránsito en Paraná. El texto, afirmó
el edil, “carece de objetividad” y fue realizado por contratación directa por un monto
de “500 mil pesos”. El informe “no aporta nada nuevo”, sostuvo Molina y recordó que
ya en 2008 la UTN regional Paraná había estudiado y elaborado un diagnóstico con
propuestas para mejorar el sistema de en la capital entrerriana.

El concejal Gabriel Molina volvió a hacer públicas sus críticas respecto al informe que
encargó la Municipalidad de Paraná para que la firma brasilera Logitrans, estudie el
tránsito en nuestra ciudad. Los resultados del análisis se presentaron en agosto pasado.

El estudio “carece de objetividad” subrayó el edil, porque los datos sobre los cuales se
elaboró “fueron aportados por la Municipalidad y las propias empresas hoy prestatarias
del servicio”, explicó.

Así, el informe “es parcial” en tanto las firmas concesionarias que contribuyeron con
información “pueden volver a ser a futuro adjudicatarias del servicio”, advirtió el
edil. “Las empresas están de los dos lados del mostrador”, graficó después.

A la vez sostuvo que el análisis realizado por Logitrans “mediante contratación directa
por 500 mil pesos; no dice nada nuevo, no aporta nada”. Frente a esto, el concejal
del Bloque Néstor Kirchner, antepuso el estudio elaborado en 2008 al respecto por la
Universidad Tecnológica Nacional (UTN) – regional Paraná, institución que posee una
ingeniería especializada puntualmente en la materia transporte.

Aquel estudio, para el cual trabajaron docentes y alumnos, “costó 185 mil pesos”
y llevó cuatro meses de trabajo, contra los “seis días que ocuparon los técnicos
brasileros”, manifestó Molina tras lo cual enfatizó: “comparando lo que se pagó y la
calidad, nos quedamos con el estudio local”.

A la hora de repasar las propuestas que surgen del informe Logitrans, Gabriel Molina
reiteró que no hay “nuevos aportes” y que cumpliendo lo que se recomienda “las
frecuencias se van a mejorar sólo en un nueve por ciento”. Esto indica, remarcó el
edil “que las propuestas son efímeras y muy débiles”.

En efecto, las proposiciones de la empresa brasilera señalan: “aprovechar los espacios
públicos para hacer rendir mejor a las vías con que se cuenta para que el transporte se
pueda desarrollar con fluidez”.

También se sugiere “que no se estacione en doble fila y agrandar en forma peatonal el
microcentro”. Sobre este último punto, Molina manifestó que no es necesario construir
más peatonal en Paraná, sino “definir por qué calles pasa el transporte público, y por
cuáles el transporte particular”.

El grave problema que se origina en el microcentro generado por la convivencia en la
vía pública del transporte de pasajeros y los vehículos particulares “ya lo había señalado hace más de tres años el informe de la UTN”, indicó Molina.