En Oslo, la explosión de una bomba en el complejo gubernamental y el tiroteo en una reunión laborista a la que iba a asistir el Primer Ministro causaron terror en la población; aún no se determinaron los responsables de los ataques, que estarían relacionados, pero hay un detenido; repercusiones internacionales.

La capital de Noruega debió enfrentar en un mismo día dos de los atentados más graves de su historia: por tarde de ayer (hora local), estalló una potente bomba en el complejo del Gobierno, situado en el centro de Oslo, donde murieron siete personas y quince resultaron heridas; horas después, un hombre inició un tiroteo en un campamento de las juventudes laboristas en una isla cercana a esa ciudad, en el cual fallecieron 80 personas.

El mitin, que había sido organizado en la isla de Utoya por el “ala joven” del Partido Laborista, iba a recibir ayer la visita del primer ministro noruego, Jens Stoltenberg, quien representa a esa fuerza en el gobierno.

El director de la policía Ystein Mland dijo que la situación sigue siendo poco clara, pero indicó que se encontraron muchos cuerpos en la isla, por lo que la cifra de muertos aún podría aumentar, y consideró que el ataque tiene “dimensiones catastróficas”. Según declaraciones de testigos, el atacante llevaba un uniforme de policía.

Por su parte, el ministro de Justicia noruego, Knut Storberget, anunció hoy que la policía detuvo a un sospechoso de nacionalidad noruega. Se trata de Anders Behring Breivik, un hombre de 32 años, que estaría involucrado en ambos atentados.

La policía noruega consideró que el ataque del tirador está relacionado con la explosión que se produjo hoy en el complejo de gobierno de Oslo a las 10.30 de la Argentina, y que afectó a las oficinas del primer ministro, quien no sufrió daños.

La explosión dañó la fachada de las oficinas del gobierno, destrozando los cristales de las ventanas y la parte delantera del edificio. El complejo gubernamental fue desalojado en su totalidad, así como las oficinas del diario “Verdens Gang” (VG), que también se encuentran en la zona afectada.

Medios noruegos como “Aftenposten” y el “Swedish Daily Expressen” informaron de escenas de pánico por las calles.

La autoría del atentado ocurrido fue inicialmente reclamada por el grupo yihadista Ansar al-Yihad al-Alami, pero la propia organización islamista se retractó luego en un foro en Internet.

Al igual que otros países de la región latinoamericana, Argentina envió un mensaje de solidaridad al primer ministro noruego, en el cual expresó su consternación por los atentados. En un comunicado de la cancillería, manifestó: “La Argentina, como lo viene sosteniendo de manera categórica, expresa su mayor rechazo a todo tipo de manifestación de terrorismo”.

Los principales atentados en los paises escandinavos.

28 de junio de 1999 – Suecia: Una pareja de periodistas y su hijo menor de ocho años fueron heridos en la explosión de su vehículo en los alrededores de Estocolmo. La pareja había recibido amenazas de muerte de varias organizaciones neo-nazis, después de haber publicado en el periódico sueco Expresen una investigación sobre una editora de discos de Milán (Italia) que publicó música en que se hacía la apología de la “raza blanca”. Tres días más tarde, dos policías resultaron gravemente heridos en la explosión de un coche bomba en Malmo (sur), cuando efectuaban una verificación de rutina en un vehículo.

11 de octubre de 2002 – Finlandia: Siete personas, entre ellas el kamikaze, murieron y más de 80 otras quedaron heridas en un atentado suicida en un centro comercial de Vantaa, al norte de Helsinki. La motivación del autor del atentado, Petri Gerdt, un estudiante en química de 19 años, sigue siendo desconocida.

17 de septiembre de 2006 – Noruega: Disparos con armas automáticas son hechos contra la fachada de una sinagoga de Oslo, sin provocar víctimas. Tres hombres fueron detenidos, sospechosos también de haber proyectado atentados contra las embajadas estadounidense e israelí en la capital noruega.

31 de diciembre de 2008 – Dinamarca: Dos israelíes son heridos por disparos en un centro comercial de Odense (centro). Un palestino que explicó su gesto por su cólera por el conflicto israelí-palestino, fue condenado en enero de 2010 a 10 años de cárcel.

10 de septiembre de 2010 – Dinamarca: Explosión accidental de explosivos en posesión de un belga de origen checheno, Lors Dukayev, en un hotel de Copenhague. Fue condenado a pesar de sus denegaciones, por haber querido cometer un atentado contra el cotidiano Jyllands-Posten que en 2005 publicó la controvertidas caricaturas de Mahoma.

11 de diciembre de 2010 – Suecia: Un sueco de origen iraquí, Taimur Abdulwahab, murió en Estocolmo al estallar los explosivos que transportaba. Dos transeúntes fueron heridos justo antes de la explosión de su automóvil a 300 metros de allí. En un mensaje internet unos minutos antes de su muerte, anunció “acciones” de represalia contra la “guerra contra el islam” de Suecia, sobre todo en Afganistán.