por Edgar Calderón

La Comisión Internacional contra la Impunidad en Guatemala (Cicig), de la ONU, participará en la investigación del asesinato del cantautor argentino Facundo Cabral, perpetrado el sábado en una emboscada callejera en la capital de uno de los países más violentos del mundo.

“Se ha conformado un equipo para trabajar en la investigación del cantautor Facundo Cabral”, declaró el portavoz de la Cicig, Diego Álvarez, a la AFP.

Álvarez explicó que los investigadores de la Cicig, que trabaja en el país desde el 2007 por mandato de la Asamblea General de la ONU, comenzaron a actuar en coordinación con los fiscales guatemaltecos, quienes tienen el difícil reto de esclarecer un crimen que conmovió a América Latina.

“Hay avances en las investigaciones, pero por tratarse de un caso de alto impacto, la información se mantiene en reserva. Lo único que se puede decir es que se localizó un vehículo que aparentemente fue utilizado durante el ataque, abandonado en la periferia de la capital,” afirmó Wilber Quintanilla.

El vehículo en que viajaba Facundo Cabral fue emboscado por hombres armados con fusiles de asalto. El músico argentino recibió tres disparos: uno en el hombro, otro el tórax y uno más en el cráneo, según la autopsia.

El coche era conducido por el empresario nicaragüense Henry Fariña, quien había contratado a Cabral para actuar en Guatemala. Fariña resultó gravemente herido en la emboscada. Las autoridades creen que Fariñas era el blanco del ataque.

Fariña, quien permanece hospitalizado con “seguridad y resguardo” policial, es un testigo clave, sin embargo todavía no ha declarado a los investigadores, debido a que su salud “es complicada”.

Duelo

El autor de “No soy de aquí, ni soy de allá” y que forjó fama internacional como trovador del movimiento de protesta de los años 70, recibió tres impactos de bala y murió en el lugar. El presidente guatemalteco Álvaro Colom declaró tres días de duelo por la muerte del artista, quien tenía 74 años.