por Lucas Carrasco

Una gran elección de Miguel Del Sel, que no fue registrada en encuestas previas. Del Sel, da asco, pero por suerte para él y los santafesinos, zafó de gobernar.

Los escenarios, incluso de boca de urna, no fueron los esperados por casi nadie. Ni en el PRO, que especuló hasta último momento con la aparición de , se esperaban estos resultados. Un buen envión, a una semana del balotaje para la intendencia, para Mauricio, que es .

El kirchnerismo hizo una elección razonable para la intendencia de Rosario, una buena elección para la intendencia de , retuvo varias intendencias; y es mayoría en el Senado provincial y, con María Eugenia Bielsa, ganó en diputados. El sector kirchnerista, además, pasó a controlar el santafesino, a liderarlo.

Spinozzi, mano derecha de Reutemann y presidente del PJ, no pudo renovar su banca de senador, perdió.

Del Sel ganó en 11 departamentos, en casi todos los rurales. Hizo una gran elección en Rafaela, ciudad en la que es intendente Omar Perotti, y esa buena elección del PRO no se replicó para la intendencia. Perotti va a ir como diputado nacional en la boleta que va pegada a la de Cristina.

La derrota, para el kirchnerismo, es durísima: no se esperaba quedar en el tercer lugar ni a esa diferencia. Se puede matizar diciendo que aumentó su caudal del 9% y que el 22% es el piso de Cristina, pero, ni así.

La candidatura presidencial de Hermes no resultó, como él esperaba, fortalecida. Más bien, quedó bastante herida. Pero tampoco nadie del FAP (Frente Anti Peronista) espera más que colocar diputados nacionales, ni ahí que ganar.

Falta esperar el desempeño de Juez en Córdoba.

Dos curiosidades: Del Sel, a una semana del balotaje por la intendencia porteña y a menos de un mes de que Macri bajara su postulación presidencial, cantando, con Mauricio, que es Macri, al lado: “Macri presidente”. Seguramente Durán Barba habrá estado a las puteadas.

Bonfatti, electo gobernador, hablando de una reforma constitucional. Binner lo intentó, para reelegirse. No pudo. Ahora, con ambas cámaras del congreso en minoría, pinta aún más difícil. Sino imposible.

El radicalismo y la Coalición Cínica, al igual que , no tienen nada para ganar. Ni ganaron nada. El Hijo De alfonsín, si Del Sel se alzaba con el triunfo, podía capitalizar la derrota de su gran pequeño competidor, Hermes Binner. Ni eso.

El Partido Obrero debería triplicar sus votos para lograr el 1,5% de piso electoral que exigen las PASO del 14 de agosto para presentarse. Pinta difícil.

También fue un papelón lo del candidato del saadismo: Raúl Castell tampoco llegó a ese piso mínimo. Evidentemente, el voto payaso se fue con Del Sel. Mala noticia para Altamira y Saá.

El saadismo, de todos modos, seguramente haga una elección aceptable en el norte santafecino.

Ganaron la democracia y los vendedores de globos.

Pobre Fito Páez, ¿no?