El Concejo Deliberante local, en la sesión Ordinaria realizada el martes 30 de agosto, sancionó, por mayoría simple, una Ordenanza en virtud de la cual deroga el Art. 2º de la Ordenanza Nº 7607, que disponía que la actual concesión del servicio de urbano de pasajeros en colectivos vence el 11 de Noviembre próximo y resolvió que sea “la próxima gestión municipal, (quien) deberá abordar en forma prioritaria e integral la problemática referida a la concesión” del mencionado servicio, “previa evaluación de informes y/o estudios oportunamente realizados”.

La iniciativa, de la que son autores los concejales Julia Liliana Lampan y Danilo Bello, de la UCR, tuvo el aval del Departamento Ejecutivo Municipal y alcanzó dictamen favorable en la Comisión de Servicios Públicos, con el voto mayoritario de sus integrantes.

Un proyecto de Ordenanza presentado “In Voce” en el recinto por el concejal Emanuel Martinez Garbino (Concertación Entrerriana), con el apoyo de las bancadas del “PJ- Néstor Kirchner”, “Concertación Entrerriana” y del “Bloque Peronista 21 de Enero”, sobre el mismo tema y que no alcanzó el número de votos necesarios para su aprobación, proponía establecer expresamente en la norma, la suspensión del llamado a licitación hasta después que asuman las autoridades electas el próximo 23 de Octubre.

El mismo disponía en su texto normativo, que aún operado el vencimiento de la concesión vigente, la “ATUP” debe garantizar hasta un año posterior al mismo la prestación del servicio, de acuerdo a lo establecido en el Art. 5º de la Ordenanza Nº 6723.

El debate se extendió por más de una hora y media y por momentos se sucedieron acaloradas discusiones. Los tres bloques que se opusieron a derogación de la fecha de vencimiento de la concesión mencionaron un acuerdo “entre el hallismo y el varisquismo” y pusieron en duda el origen de ese acuerdo que se plasmó a la hora de la votación con el dato saliente de la ausencia del concejal Horacio Piceda, ligado al sector de Fabián Rogel y no a Varisco.

Más allá de los trasfondos políticos, queda saber si el DEM llamará a licitación de la concesión del servicios de colectivos en lo que le resta de su mandato, ya que en principio la norma votada no lo impide expresamente. Tampoco obliga a la siguiente gestión a llamar a una nueva licitación dentro de un plazo establecido.