Santa Fe. Binner candidato del glifosato

 

Son algo más de 800 millones de dólares, lo que deja la balanza comercial y esa es la razón. Casi la misma cifra que el banco Mundial presta para sanear la cuenca Matanza Riachuelo.

El gobernador de Santa Fe Hermes viajó a Malasia e integra una delegación de la Región Centro. A le gusta sentirse presidenciable así que autorizó mediante el decreto Nº 2.133 firmado unos días antes de viajar el pago de los gastos de cuatro periodistas ya que los mismos no estaban en la nómina autorizada por el Consejo federal de Inversiones.

Lejos de este exceso de $94.000 para biografiar al presidenciable, la viceministro de Trabajo de la provincia y diputada nacional Alicia Ciciliani, también conoció China y el lujo gracias a la Asociación de la Cadena de la Soja Argentina (ACSOJA).

Pero en Santa Fe cuando de trabajo se trata una cuestión son los maestros que están de paro y otro el gobernador que tuvo un módico exceso del 500% de gastos en un viaje a Foz Iguazú, por un solo día.

Los cuatro periodistas que lo acompañaron a un viaje a Singapur, Alberto Lotuff, Leonardo Ricciardino, Marcelo Castaños y Juan Manuel Fernández, pertenecen a diario La Capital y radio LT 8, del Grupo UNO; otro del canal 5, del Grupo Telefe; el del diario El Litoral y el de Canal 3 y Radio 2, de la Empresa Televisora del Litoral.

No sorprende que Binner tome esta decisión mientras en la provincia no hay insumos, ni elementos descartables para hospitales. Después de todo el casino es más importante que la sequía histórica, que la indigencia infantil, que las escuelas de la vergüenza, que el norte olvidado, pétreo e inhumano. Es más importante el festival de los nombramientos a familiares, y sin nos, al decir del Doctor Juan Carlos Venera: de “los supremos de la farsa judicial” a los que ordena hacerse un auto-exámen y que dejen de quejarse.

Pero si de soja se trata no escapa al escándalo la reforma a la ley de agrotóxicos provincial que poco a poco se convierte en otra parodia del absurdo y la supina ignorancia. El ridículo legislativo puesto en foco por las “chicas glifosato” de la Comisión de Agricultura de diputados, muestra que ala hora de los fundamentos pesa el interés del campo propio o de la presidencia de alguna sociedad rural. La salud de los santafesinos bien gracias, aún cuando se cite a familiares como estrategia de la preocupación por el tema. Lo cierto es que los escasos 100 metros de esa línea imaginaria que hace que a uno lo fumiguen, determina intenciones claras.

¿Vivirán ellos a 100 metros de las fumigaciones? ¿Observarán sus nietos el “mosquito” envenenando el aire a pasos de su ventana disfrutando una chocolatada ?

Mientras algunos ambientalistas ingenuos creen haber parado el circo hasta abril del año próximo, otros más escépticos temen que se trate de forzar la aprobación de la reforma los próximos días en la Comisión de Asuntos Constitucionales. Los sojeros están impacientes, para sus intereses cualquier per saltum es viable.

Muchas denuncias hemos realizado, con documentación, material fílmico y fotográfico, pero la idiosincrasia santafesina se resiste a la educación oral, visual y patológica. Un periodista del departamento San Justo expresó sin turbarse que “A quién le interesa publicar sobre medioambiente” dejando por sentado que lo hacen “de favor”, la comunicación social tiene otros intereses, y se nota.

No es el caso de los periodistas de Radio Amanecer Reconquista, que cubriendo un acto, se vieron sorprendidos en la calle fotografiando un “mosquito fumigador” en pleno centro del Paraje La Lola, calle que da justo a la Escuela Nº 6111 Martín Miguel de Güemes. En el acto estaban presentes legisladores provinciales el senador Federico Pezz, el diputado Osvaldo Fatala , el intendente de Reconquista Jacinto Speranza y el Director Provincial de Vialidad Jorge Placenzotti.

Lo que deja a las claras la inobservancia de la ley, la desidia de quienes nos representan y el poco respeto por la salud humana.

La Ley 11.273 de agrotóxicos de Santa Fe, en su capítulo VIII, trata de los “Regentes y asesores técnicos”, en vocablo coloquial llámese ingeniero agrónomo. El artículo 23 entre otras cosas en su inciso d) expresa que son sus funciones “Extender recetas en formularios autorizados y cumplir con el archivo que exige la ley”.

En la mañana de día 18 de noviembre el Presidente Comunal de La Criolla Roberto Cayetano Tion, llama al responsable de la organización Autoconvocados de la Criolla, Oscar Brasca, para poner en su conocimiento que los dos Regentes Técnicos de Gobernador Crespo informaron su negativa, por motivos personales, a firmar las recetas para aplicaciones agrícolas que deben ser presentadas para poder fumigar, según requiere la ley. Sea cuál fuera el motivo, el intendente expresaba su intranquilidad.

A diferencia del Presidente Comunal de San Martin Norte, Gabriel Testa que aún no contestó el petitorio recibido el 14 de octubre pasado y por el que manifestó “Que no va a arruinarles el negocio de nadie y no se opone a las fumigaciones” . Dos cara de la moneda. Cayetano Tion protegió a su comunidad con la ordenanza número 584/2009 que prohíbe las fumigaciones a 1500 metros de la zona urbana, pese al reclamo y las protestas de varios productores, Testa no quiere arruinar el negocio.

Tion en respuesta a quienes confiaron en su gestión, llamó al Ministerio de la Producción e informó su preocupación y la falta de un técnico que controlara las aplicaciones que se están efectuando. Desde la cartera le respondieron que destine un ingeniero agrónomo local, matriculado, para controlar y verificar las recetas extendidas que llegan a la comuna.

Que su decisión sirva de ejemplo para muchas localidades de nuestra provincia, donde la salud es un lujo, el compromiso con los votantes no existe y donde el señor feudal, en pleno siglo XXI, tiene a los súbditos bajo su pulgar.

Fuente: http://www.medioymedio.com.ar